lunes, 8 de octubre de 2007

Reclamando la heredad que nos pertenece.

¡Que tiemble en su presencia toda la tierra!
Él afirmó el mundo para que no se conmueva. Alégrense los cielos, gócese la tierra.
Digan en las naciones: "Jehová reina" 1 de Cronicas 16:30-31.
Esté versículo extraído de la escuela de los cronistas, que parte de la experiencia del establecimiento de un nuevo concepto de adoración, institucionalizado por la monarquía, colocando al rey, como el ungido de Yavé y quien sostiene el sacerdocio, de las arcas del palacio.
Está salmodia, esta constituida por un concepto de soberanía, que parte de la expresión, "que tiemble en su presencia toda la tierra", no es mas que la conformación de un credo beduino y recibido por los hebreos, que aceptan, que sobre toda organización, poder y orden terreno, existe un ser superior, que los hebreos llamaron Yavé.
El concepto de la vida y de los recursos que Dios ha entregado, para bendecirnos, es algo que debemos mirar con el tino del reconocimiento de la gloria de Dios. Nuestra realidad, debe ser primeramente aceptada, el hombre se le ha olvidado reconocer que Dios es el dueño de todas las cosas, entendiendo por ello, que solamente somos administradores de su bienes.
La entrada del Israel a la tierra prometida, dio una idea clara del sentido de pertenencia de la tierra, en Num 26:53 dice:
"Entre estos se repartirá la tierra como heredad, conforme al número de los registrados".
La heredad,pertenecía a cada hijo de Israel, ya que Dios había juramentado darla a los descendientes de Abraham.
concluimos que Dios debe ser conocido, como el dueño de la heredad y lo simplificamos en los siguientes puntos:
1. Dios da heredad a su pueblo Génesis 48:4:
"y me dijo: "Yo te haré crecer, te multiplicaré y te pondré por estirpe de naciones; y daré esta tierra a tu descendencia después de ti por heredad perpetua".
Este pasaje nos enseña:
a.) Dios tiene un pueblo que es modelo en las naciones. Estirpe de naciones
b.)Dios da promesas, tanto para el presente como para el futuro.
c.) El hombre debe heredar a su descendencia.
2. La heredad no se debe vender. El Salmo 37:18 dice:

"Conoce Jehová los días de los íntegros
y la heredad de ellos será para siempre".
La integridad esta relacionada con el recibir y el perpetuar la heredad, esto esta claro en el pasaje citado, luego afirma: "la heredad de ellos es para siempre". La heredad entregada por Dios, no podía ser vendida a perpetuidad, esta era una prohibición de la ley levítica, que esta claramente consignada en Levítico 25:8-17.
3. El hombre debe amar la Heredad. el salmo 16:6 dice;

"Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos
y es hermosa la heredad que me ha tocado".
La vida del hombre, debe ser agradecida con Dios, es fundamentada en la gratitud y claro ser cociente que la gratitud, no puede ser sinónimo de conformismo con a mediocridad.
4. Dios quiere que el hombre le ame y tenga heredad. Proverbios 8:21.

"para hacer que los que me mantengan su heredad
y que yo llene sus tesoros".
Dios es liberador, construye pueblos con identidad y deseos de salir adelante, la historia del antiguo Testamento, esta marcada en esa verdad, Dios quiere darnos lo mejor de la tierra para bendecirnos.
5. Debemos ser concientes, que la heredad de esta tierra, es para nuestra descendencia.

"Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda;
tu descendencia heredará naciones
y habitará las ciudades asoladas".Isaias 54:3.
Debe existir responsabilidad de nosotros para aprender a cuidar de la heredad que Dios nos ha entregado, para ello se debe saber que Dios anhela que haya oportunidades para todos los que habitamos esta tierra y proporcionar bendición a nuestra futuras generaciones.
Leonel Martinez y Vasti Evete Muñoz
Pastores
Iglesia Presbiteriana de Girardot.